Sin duda uno de los temas más sensibles en el mundo laboral son las peticiones de aumento salarial. Así que, si vas a pedir un aumento, es necesario que tengas los argumentos correctos y cuentes con un plan de acción para facilitarte las cosas.

Recuerda que un aumento será la consecuencia de tus resultados medibles, así que antes de correr a pedirlo, es necesario que hagas una autoevaluación a conciencia para determinar si es tiempo de pedirlo.

Aquí te dejamos una lista de los parámetros que debes de considerar antes de entrar a la oficina de tu jefe:Presenta resultados cuantitativos. Lo que necesitas meditar es si estás cumpliendo tus objetivos y que esos objetivos sean medibles. Por ejemplo, aumentaron las ventas en tu departamento en un 20% gracias a tu liderazgo, etc.

  • Identifica tu valor agregado. Es necesario que identifiques aquello que te hace sobresalir en la empresa, por ejemplo una reciente capacitación o haber superado las expectativas de productividad.
  • Decide el momento ideal. Tal vez la empresa esté pasado por una situación económica difícil y es mejor pedir una aumento cuando las cosas se hayan estabilizado. Además, puedes monitorear el estado de ánimo de tu jefe y evitar los momentos de presión.
  •  Sé claro. Al final de cuentas, al pedir un aumento te encuentras vendiéndote a ti mismo. Así que crea un plan de acción que incluya tus logros y cualidades más importantes.

Si después de exponer tus motivos para pedir un aumento recibes una respuesta negativa, es importante preguntar las razones. Existen motivos válidos para no poder concedértelo, pero también puedes pedir otros beneficios que te gustaría obtener y también puedes consultar una fecha próxima para volverlo a hablar.

Pin It on Pinterest